logotipo
  • Grabación TV Construcción
  • Grabación TV
  • Inauguración
  • Ladrillos
  • Material informativo
  • Montaje en el suelo
  • Montaje de la torre
  • Niños construyendo
  • Panorámica de la torre
  • Panorámica de la torre
Grabación TV Construcción

Relanzamiento de producto maduro

Cliente: Lego

Duración: 3 días

Objetivos

Incrementar la notoriedad de la compañía juguetera antes de Navidad a través de un evento especial con fines benéficos.

Concepto

Creación de la torre más alta del mundo con ladrillos Lego (con 22,40 m de altura y 342.178 ladrillos), levantada por niños.

Plan de Acción

Colaboración con instituciones y empresas: Ayuntamiento de Madrid (acto inaugural y de cierre del acto por parte del alcalde de Madrid, José María Álvarez del Manzano), Cáritas (ONG a la que se derivaban los fondos recaudados) y El Corte Inglés (cesión del terreno donde construir la Torre).

Gabinete de prensa: Antes, durante y después del evento (notas de prensa, convocatorias y entrevistas en radio y TV); rueda de prensa "El último ladrillo" colocado simbólicamente por el alcalde de Madrid en el tope de la torre y concursos en el diario El País y la revista familiar Ser Padres.

Acciones con colegios: Convocatoria a colegios para incentivar la participación de los alumnos en el acto y distribución de folletos y cartas al director explicándoles la naturaleza del acto con fines benéficos.

Acciones con jugueteros: Edición especial del libro Guinness de los Récords donde aparecía la Torre Lego como la torre más alta del mundo levantada por niños.

Resultados

Participación de 15.000 niños y más de 30.000 adultos, entre los cuales se contaban autoridades, personajes VIPs y medios de comunicación.

Una audiencia alcanzada a través de los medios de 44 millones de personas.

Una recaudación de 18.000 € y la certificación del acto en el Libro Guinness de los Récords.

Lego España obtuvo ese año el mayor porcentaje de crecimiento de todas las delegaciones europeas. Además, las ventas de los 3 días en El Corte Inglés superaron las ventas de todo el año anterior y, como efecto rebote, el resto de los clientes de juguetería (Toys ‘R’ Us, hipermercados...) incrementaron sus pedidos Lego para Navidad.